El vértigo es una ilusión de movimiento o de giro del cuerpo o del entorno (objetos que nos rodean), ocasionando una sensación de precipitación en el vacío. Suele ir acompañado con náuseas y vómitos y es muy frecuente entre la población general.

vertigo

Es importante diferenciar entre mareo y vértigo, pues el término de mareo es un término más amplio que incluye el vértigo, y que se define como una sensación vaga, imprecisa y poco clara, referida como displacentera que involucra a uno mismo con el medio ambiente, provocando inseguridad, disconfort o embotamiento. Por el contrario el vértigo es, como hemos comentado, una sensación de giro de uno mismo o de los objetos que nos rodean.

Existen varios tipos de vértigo atendiendo a las causas que lo originan, así tenemos:

  1. Vértigo fisiológico: producido por anomalías e infecciones del oído.
  2. Vértigo central: normalmente producido por enfermedades del sistema central (traumatismos craneales, tumores cerebrales, isquemias cerebrales, trastornos vasculares, etc.)
  3. Vértigo periférico: producido por enfermedades del oído interno, traumatismos o artrosis cervicales, presión arterial anormal, etc.)

Tratamiento

El tratamiento del vértigo depende de la causa que lo origina. El tratamiento con fármacos va encaminado a paliar las náuseas y los vómitos con medicamentos antieméticos y para tratar el vértigo se usan medicamentos antihistamínicos. Este tipo de medicación se usa sólo para los momentos de crisis y no ayuda a prevenirlos, por lo que sólo deben tomarse ante la aparición de los síntomas de vértigo y suspenderla cuando mejore. Como siempre hay que evitar automedicarse, pues los tratamientos suelen ser individualizados para cada paciente por un especialista. La medicación produce somnolencia, con lo que hay que evitar conducir vehículos.

En casos que no sean graves el tratamiento más eficaz es el reposo en cama en los períodos agudos del episodio de vértigo.

Hay determinados movimientos que pueden ocasionar la aparición del vértigo, como son giros de la cabeza hacia un lado determinado, levantarse o sentarse de manera brusca, que debemos evitar producir.

Hay casos de vértigo paroxístico postural que tienen su origen en depósitos calcáreos que se forman en los conductos circulares del oído interno, puede ser necesario su extracción quirúrgica.

Photo credit: oefe / Foter.com / CC BY-NC-SA

 

Tags: , , , , , , ,