Son tres productos que cada vez escuchamos más y no sé si todos tenemos claro para que sirven y que son. Vamos a intentar aclararlo en estas líneas.

probióticos


Un PROBIOTICO , es un microorganismo vivo que, en cantidades adecuadas, proporcionan un beneficio a la salud del que lo toma. Debe de ser de origen humano, saber exactamente cuál es, no tener ningún tipo de toxicidad relacionada, tiene que resistir a los ácidos gástricos y biliares.

Sus funciones más características suelen ser de metabolización, nutrición, protección y modulación del sistema inmune.

No se debe dar indiscriminadamente en personas con tratamientos inmunosupresores, enfermedades autoinmunes, diarreas con sangre y convalecientes de cirugía cardiaca.


Un PREBIOTICO, es una sustancia de la dieta, que nutre a grupos de microorganismos que habitan en el intestino, favoreciendo el crecimiento de bacterias beneficiosas.

Estos deben ser de origen vegetal, no se deben absorber en el intestino delgado, se deben de fermentar en el intestino grueso y deben ser considerados beneficiosos para la salud.

Sus funciones más importantes son el crecimiento de ciertas bacterias fermentativas del colon, favorecen la absorción de minerales, reducen los niveles de colesterol, triglicérido, tensión arterial y  glucosa. Poseen un efecto protector frente a las infecciones intestinales. También tienen un efecto laxante.


Un SIMBIOTICO, se le llama a la mezcla de uno o más organismos probióticos con uno o más compuestos prebióticos.

Lo que favorecen es la actividad de ambos componentes para potenciar sus propiedades, gracias al efecto sinérgico.

Sus utilidades principales son sobre sistema inmunitario, sobre la microbiota vaginal y mamaria de la mujer, en los lactantes, en las patologías gastrointestinales( diarreas, estreñimientos), infecciones urinarias, malabsorción de la lactosa, neumonías….


Esperamos que este artículo os haya podido aclarar algo más que es cada uno y sus principales beneficios en nuestro cuerpo.

 

Tags: , , ,